La re-evolución del monóculo

¿Por qué el monóculo es algo diferente?

Esta es la imagen que nos viene a la cabeza al escuchar la palabra monóculo. La de un magnate o político decadente o la de alguien exageradamente sofisticado que lo luce por esnobismo. Pero lo cierto es que el monóculo es un elemento óptico sumamente práctico usado desde que nació la ciencia de la óptica. Se cuenta que Nerón observaba las peleas de gladiadores usando una esmeralda como lente correctiva. Aunque también nació la creencia de que la usaba como simple ornamento. En estos tiempos que nos ha tocado vivir, lo más parecido al espectáculo con el que se disfrutaba en el Circo Romano lo encontraríamos en Sálvame Deluxe o en las tertulias políticas, pero la cuestión es que cualquier forma de prótesis ocular estaba sólo al alcance de unos pocos, dada la complicación en su fabricación. Anteojos, quevedos, impertinentes, antiparras, espejuelos, monóculos, todos eran fabricados por artesanos, con el consiguiente encarecimiento.

La primera referencia acerca del monóculo habla del anticuario Philipp von Stosch, que usó un monóculo en Roma por la década de 1720, para examinar de cerca grabados y antiguos camafeos, pero no se convirtió en un artículo de ropa de caballeros hasta el decimonoveno siglo.

Fue ya entrado el siglo XX que las gafas y otros utensilios de visión, como lupas, prismáticos, microscopios, etc estuvieron al alcance de cualquier ciudadano. Los costes de producción de los productos ópticos comenzaron a abaratarse con la aparición del plástico y otros materiales y, así como por la gran evolución en los sistemas de fabricación de lentes. Ahí sobrevino el declive del monóculo, que quedó asociado a la imagen que describíamos al principio.

Pero los tiempos han cambiado. Actualmente tenemos una necesidad constante de consultar nuestros móviles, ipads, smartwatches, etc., mientras que antes sólo estaba el teléfono y las cartas y postales manuscritas. Los embalajes de cualquier producto contienen hoy en día multitud de informaciones, como precio, fechas de caducidad, peso, lugar de origen. Antes se preguntaba al frutero y este te respondía que los tomates venían de Murcia, que valían x pesetas y que, en un par de días, dejándolos fuera de la nevera estarían buenos para comer. Pero ahora se ha tornado imprescindible poder leer esa letra, ese signo, ese emoticono. Esto supone muchas consultas de apenas segundos al día, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Y las soluciones son muy diversas, desde las gafas de bajo coste que se pueden colgar al cuello o se unen mediante un imán delante de los ojos, a las hay plegables, en funda, en estuche. Pero esto conlleva un tiempo excesivo para ponérselas, a veces mayor que una consulta de apenas segundos. A esto se une la obligación de llevar las gafas siempre a la vista o en el bolsillo o bolso. Esto conlleva roturas por aplastamiento y por desgaste en la manipulación, ralladuras en la lente, deformación de los bolsillos. Y, por qué no decirlo, delata la edad y la condición de hipermétrope, que puede afectar en mayor o menor medida nuestra coquetería.

APARECE WIKIEYE

Wiki wiki significa veloz o rápido, en idioma hawaiano, aunque actualmente también se entiende como un espacio de internet colaborativo, donde los usuarios aportan los contenidos. Esa es la intención de WIKIEYE: ofrecer una solución para esas consultas rápidas que nos impone la vida moderna. Se cuelga del cuello para tenerlo siempre a mano y no molesta. Incluso se puede ocultar por debajo de la ropa. WIKIEYE no es una lupa, es una lente correctiva que, al acercarla al ojo permite un campo de visión más amplio que con una lupa, al igual que unas gafas normales de lectura. El cierre o mosquetón permite liberarlo del collar para una mayor libertad de movimientos en caso de consultas prolongadas.

El sistema de fabricación es tan sencillo que permite ofrecer nuestro producto a un precio irresistible. La lente de CR39 endurecido resiste los golpes y arañazos y, al no llevar ninguna montura o accesorio, su vida útil es casi ilimitada. Los collares son de distintos materiales y estilos: desde el lanyard básico, económico y versátil; el de cuero, de diseño informal, pero elegante y no produce alergias; de cadena, clásico y elegante; de silicona, ideal para actividades o trabajos con exigencias físicas; personalizados por artistas. Nuestros diseñadores trabajan para ofrecer un WIKIEYE para cada persona y cada ocasión.

Nuestra intención es la de popularizar el monóculo y apartarlo de la imagen elitista y exclusiva que lo envuelve, Por eso WIKIEYE ES LA RE-EVOLUCIÓN DEL MONÓCULO.

Wikieye · Comprar monóculo online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 7 =