Gafas de lectura “low cost”… [[ALERTA.PELIGRO]]

Hace unos años estalló el boom de las gafas de lectura pregraduadas. Se venden en cualquier tipo de establecimiento, desde bazares hasta gasolineras, y son tan asequibles que aquellos que tenemos problemas para ver de cerca nos hemos acostumbrado a tener varios pares de estas gafas de lectura baratas repartidas por cajones, bolsos y mesitas de estar.

Sin embargo, al mismo tiempo que la venta de estas gafas de lectura “low cost” se disparaba, los optometristas y ópticos comenzaron a alertar sobre los problemas que pueden causar en los ojos de los usuarios unas gafas baratas para ver de cerca.

Lo primero que podemos pensar es que a los ópticos no les hace ninguna gracia dejar de vender sus gafas de lectura (y probablemente sea un motivo más que suficiente para que defiendan sus artículos) pero un análisis de estas gafas pregraduadas y un poco de sentido común puede echar cierta luz sobre sus características y darnos argumentos para decidir si utilizarlas o no, cuándo y cómo, ya que surgen muchas preguntas en cuanto a su uso: ¿se pueden usar a menudo? ¿ pueden ser un riesgo para la vista?

Por supuesto que hay firmas que ofrecen gafas de lectura baratas perfectamente homologadas. Algunas de las gafas pregraduadas que podemos encontrar en el mercado cumplen con los requisitos necesarios para asegurarnos una correcta salud ocular y la solución a nuestro problema de presbicia. Sin embargo, como sucede con casi todos los productos, ciertos establecimientos trabajan con gafas de lectura pregraduadas fabricadas con materiales de muy baja calidad.

Más allá de que la montura pueda ser más o menos cómoda, nos guste más o menos su diseño y sea de mayor o menor calidad, el problema importante está en la lente y es que la mayoría de las gafas premontadas no las usan. En lugar de una lente de cristal, este tipo de gafas de lectura baratas montan lupas de plástico inyectado por lo que, de entrada, la visión no es tan nítida como debiera. Si por esto fuera poco, la mayoría de las gafas de lectura prefabricadas que se venden en bazares o gasolineras no pasan controles de calidad y, por supuesto, no tienen en cuenta las diferencias de graduación entre los ojos o aspectos tan importantes como que el usuario padezca astigmatismo además de vista cansada.

Entonces ¿descartamos las gafas low cost?

No necesariamente, aunque sí estaría bien establecer una serie de premisas y, como decíamos, aplicar el sentido común.

Como os decíamos, no todas las gafas de lectura baratas que encontramos en el mercado son tan malas y las hay con lentes homologadas y graduadas que pueden servirnos y sacarnos de un apuro.

Pero, como os decíamos, vamos a aplicar el sentido común; Imagina que eres un asiduo lector y en tu casa pasas horas enfrascado en tus libros – para empezar, te damos nuestra más sincera enhorabuena. En Wikieye somos amantes de los amantes de los libros-. Si éste es tu caso, o trabajas pegado al ordenador, no te la juegues. Acude a tu óptica y ponte en manos de tu optometrista. Sin embargo, ten en cuenta que estas gafas de óptica no serán baratas y llevarlas todo el día a vueltas del trabajo al gimnasio, del gym al mercado y del mercado a casa puede hacer que te duren menos tiempo del deseado – si es que no las pierdes con tanto ajetreo-.

Durante el día puede que sólo necesites las gafas de lectura en momentos puntuales para consultar el móvil, ojear un documento o ver una etiqueta y tener unas gafas de lectura de repuesto más económicas puede ser una solución para el día a día siempre y cuando encuentres unas que ofrezcan las necesarias garantías pero estas gafas prefabricadas acaban generando los mismo problemas que las de óptica:

  • Las perdemos fácilmente.
  • Solemos olvidarlas.
  • Son incómodas si las llevamos colgadas.
  • Son incómodas si a cada momento tenemos que ir a buscarlas.
  • Son antiestéticas.
  • Nos hacen parecer mayores.

Ten encuenta que utilizar en el día a día estas lupas de plástico que montan las gafas de lectura baratas produce irritación ocular, lagrimeo, dolor de cabeza y fatiga visual entre otras patologías.

Si sumamos todo esto a que realmente no son lo mejor para la vista, estaréis de acuerdo con nosotros en que parece mucho más cómodo, discreto, seguro y estético llevar un bonito colgante con una lente homologada y graduada para tu vista a la que puedas recurrir en esos momentos del día en los que necesites una lectura rápida.

Nuestras lentes de lectura están homologadas y cumplen todos los requisitos de la CE. Y los optometristas nos avalan.

En casa, con los libros, tus gafas de óptica. En la calle, con tu gente, Wikieye. 😉

#TheWikieyeTeam

35,00 IVA incluido
35,00 IVA incluido
23,00 IVA incluido
11,50 IVA incluido
11,50 IVA incluido
11,50 IVA incluido
23,00 IVA incluido
15,00 IVA incluido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − trece =